buscador y enlaces webs

17 sept. 2015

Hugo Abbati in advance...

Frijus Lijus era un editor independiente. Antes de eso había trabajado como pordiosero en la Av. Treinta y Tres en su cruce con la Cuarenta. Era un distrito plagado de comerciantes exitosos (moda, tecnología, frutas tropicales) y un creciente movimiento de jóvenes ejecutivos que se iban desplazando lentamente de la City hacia la periferia, en parte por la imposibilidad de establecer sus oficinas en los distritos propiamente financieros, que estaban saturados y carísimos, y en parte para inaugurar una nueva zona, más dinámica, más cool, que diera un nuevo tono al siempre difícil manejo de los flujos del dinero.
En su época de pordiosero, Frijus se sentaba habitualmente junto a una heladería que trabajaba exclusivamente con materiales de primera, al punto de que, en la parte de atrás del establecimiento, había unos establos modelos, amplios, luminosos, con música en directo (cuartetos de cuerda que se turnaban regularmente y tocaban, mayormente, a Haydn, Mendelssohn y Debussy), con su parcela de fino césped en el que se paseaban, como reinas, unas vacas hermosas que, a su aire, daban leche cuando se les antojaba. Eso sí, cuando se decidían a vaciar sus ubres, el blanco resplandeciente del producto, la abundante espuma, el olor a césped y a música que manaba de ella, sorprendían al más exigente. Esa era la materia prima con que se elaboraban los helados de Carletto, que así se llamaba el establecimiento.

Así empieza la nueva novela de Hugo Abbati, DOS CONVERSAN, que publicaremos este otoño, muy pronto. Estad atentos. Os puedo asegurar que es un disparate delicioso, delicioso, delicioso... con Beckett al fondo, no digo más (de momento).


No hay comentarios:

Publicar un comentario